Recomendación

martes, 1 de diciembre de 2015

Cómo los ciegos leemos, nos informamos y estudiamos en el siglo 21



Voy a compartir un artículo externo, que no es de mi autoría, pero que creo es de suma importancia su difusión y porque explica bastante bien, lo que yo misma he querido explicar muchas veces, pero me enredo, o me turbo a mitad de camino.

Hacer algunas aclaraciones primero, es un resumen del mismo, ya que el original es más extenso aún.

Segundo, también le hice unos minimos cambios, ya que el original por lo que leí, es del año 1998 y claro, ya es algo antiguo ¿verdad? Pero sigue más vigente que nunca su contenido esencial,.
Y los cambios que le hice, son actualizarlo un poco, por ejemplo en una parte decía:
"Hace ya 3 años las primeras personas ciegas empezaron a acceder a internet", bueno eso era en 1998 y ahora estamos en 2015, así que claro ya han pasado un par de décadas desde entonces ejem ¿no'? Por eso actualizé ese fragmento y unos cuantos más, todo lo demás está intacto.

De todas maneras al final de esta publicación les dejo el enlace de la fuente original donde saqué este artículo, para que puedan apreciar el original y no tengan dudas.

Y antes de compartirles la sinopsis actualizada, mi humilde opinión al respecto:

Es que el Braille, que ya muchos al menos ubican de nombre, fué en su momento un gran aporte, ha sido de mucha ayuda, pero, en estos tiempos tan rápidos como van, las exigencias de la vida diaria, sobre todo cuando se estudia por ejemplo una carrera profesional, se trabaja, u otras actividades similares, este sistema para una persona ciega ya es muy lento, engorroso, costoso , quita mucho tiempo tanto su transcripción como su lectura.

No estoy en contra del Braille dejo en claro, para varias cosas es muy útil aún, como por ejemplo el etiquetado de medicamentos, o productos comestibles en forma abreviada ; también para tomar apuntes breves, anotar números. Pero repito, para las actividades que nombré antes, ya no, porque sino, una se queda muy atrás, con tanta exigencia y poco tiempo que dan para todo y que nosotros mismos disponemos.

Además, noto todavía mucha resistencia y poca convicción del uso de las nuevas tecnologías a nuestro favor, ya no tanto de las mismas personas ciegas, (claro hay excepciones), pero si, de las personas con visión. Y Mucha confusión y desconocimiento aún, al respecto de como hacemos, ahora en pleno siglo 21, los ciegos para leer, informarnos, estudiar, etc y que es, la accesibilidad o cómo se puede hacer internet más accesible a una persona ciega y que, este artículo aclara tan bien.

"Mi última acotación personal es que hoy en día, el uso de la tecnología adaptada para una persona ciega (tiflotecnología), no es un juguetito tecnológico más, como para muchos lo es, tampoco una adicción, ni menos un lujo...
Sino que, es una necesidad, una herramienta básica ya, para nuestra mejor inserción social, recreativa, cultural y educativa, en esta sociedad todavía, tan discriminativa y segregacionista hacia nosotros..."

Ahora sí, el artículo.

Discapacidad visual y acceso a la información:

En cualquier área de la actividad humana que pensemos, nos daremos cuenta que un gran porcentaje de la información llega a través de la vista. Por ello, las personas con ceguera y/o deficiencia visual hemos tenido que buscar y seguimos en ese empeño, medios y modos alternativos de acceso, para que la falta de visión no represente más limitaciones de las estrictamente necesarias. Cuando la ceguera es total, el oído y el tacto pasan a ser los principales canales en la recepción de la información, mientras que para las personas con deficiencia visual el resto de visión que poseen es un recurso más a utilizar.

En el siglo pasado, y tras varios intentos para representar las letras del alfabeto en relieve, Luis Braille inventó el sistema que fue denominado con su apellido. La perfección del código de lecto-escritura braille radica en su sencillez, pues a través de la combinación de seis puntos pueden representarse todas las letras, números y signos de puntuación. En la actualidad se sigue conservando prácticamente con la misma estructura original, únicamente incrementada con los puntos 7 y 8 que se pueden usar de manera opcional y que han permitido una mayor posibilidad en el número de elementos a representar y una mejor compatibilidad con la informática.

Las máquinas para la escritura en braille se comercializan desde hace ya varios años y posteriormente se han ido desarrollando diversas impresoras tanto de uso personal como de gran tirada. No obstante el sistema braille mantiene varios inconvenientes, como por ejemplo, el excesivo volumen que ocupa cuando se imprime o el alto coste de su producción.

Por ello surgió como método complementario de lectura las grabaciones en cinta magnetofónica, que propició una más amplia bibliografía disponible, facilidad en su acceso, reducción tanto en los costes económicos como en el tiempo de producción, etc.
Pero sin ninguna duda, han sido el escáner y el uso de una coputadora, los que posibilitan que las personas con discapacidad visual accedamos a la mayoría de obras impresas y por fin seamos cada uno de nosotros los que elijamos nuestras lecturas, y las podamos hacer de una forma prácticamente inmediata, sin tener que esperar grabaciones o transcripciones, lecturas de otras personas.

Con el auge de la informática las fundaciones y las empresas dedicadas a la producción de materiales para ciegos empiezan a diseñar los primeros aparatos específicos para el almacenamiento y procesamiento de la información. Con el tiempo van evolucionando, su tamaño se reduce, su manejo se hace más sencillo y mejora su compatibilidad con impresoras y computadoras estándar. La parlante puede facilitar la velocidad de trabajo pero proporciona una cantidad menor de información o la ofrece con menos precisión o detalle.
En la actualidad las personas ciegas podemos manejar una computadora, o celular, , escribiendo a través del teclado y utilizando un periférico que nos da la información en voz sobre lo que aparece en la pantalla. Además del aprendizaje de estos instrumentos necesitamos software que nos permita explorar la pantalla, para las personas con resto visual existen los que amplían la letra o hacen posible el cambio de colores para conseguir un mejor contraste. Todos estos programas o lectores de pantalla se han tenido que ir haciendo más complejos para posibilitar su uso con Windows, si bien hace unos años los entornos gráficos parecían totalmente inaccesibles para los ciegos, en la actualidad se pueden llegar a usar con bastante eficacia, pero desde luego no están exentos de dificultad. Será fácil imaginar que el continuo cambio y actualización de instrumentos y programas tiflotécnicos, exige de los usuarios un gran esfuerzo en cuanto a aprendizajes y recursos económicos. Creo que podría afirmarse, que mientras para las personas que ven el uso de la computadora se está haciendo cada vez más sencillo, para nosotros cada día requiere un mayor grado de conocimientos . Si a ello añadimos el temor hacia las nuevas tecnologías, resulta sencillo concluir que el uso de la informática no llega a todos, pero cada día se hace más masivo.

Hace un par de décadas las primeras personas ciegas empezaron a acceder a internet.
Pero como era previsible la red también tiene sus barreras para las personas con falta o problemas de visión. la relevancia de la imagen y los gráficos en este medio dificulta el acceso a las que necesitan el texto para poder navegar.

Afortunadamente en la red han surgido iniciativas de organizaciones sensibilizadas y convencidas de que uno de los éxitos y la importancia de internet radica en la posibilidad de que sea utilizada por un gran número de personas, sin distinción de conocimientos, tecnología de la que se dispone, o cualquier tipo de discapacidad que se tenga.

Empezó en Estados Unidos y se ha ido extendiendo por Europa, también ahora último por América latina un movimiento que persigue la implantación de un diseño para todos, tanto en la elaboración de páginas web como en los requisitos imprescindibles de los navegadores y otras herramientas.

En el ámbito internacional las recomendaciones del W3C-WAI (Web Accesibility Initiative del World Wide Web Consortium) constituyen la referencia en cuanto a criterios y estrategias de accesibilidad en internet. Su cumplimiento facilitaría el trabajo a personas que trabajen con pantallas pequeñas, que no les interese cargar las imágenes, teléfonos inteligentes, los que tengan que usar exclusivamente el teclado o únicamente el ratón, y desde luego a los que tengan cualquier discapacidad. Estas recomendaciones no son normas estrictas, más bien indican lo que el usuario debe de poder hacer, que tipo de información debe estar disponible.

Se pueden encontrar diversos documentos de instituciones que trabajan en este tema. en castellano se encuentra un amplio estudio sobre la accesibilidad en la red.


Aunque será necesario un tiempo para que todas estas directrices sean tenidas en cuenta por los desarrolladores de estas tecnologías, algunas de ellas no suponen un gran esfuerzo tenerlas en cuenta y la mayoría de las veces no son consideradas por desconocimiento. Por ejemplo al realizar una web el autor podría poner texto alternativo en las imágenes, buscar máximo contraste en los colores de fondo y primer plano, poner enlaces con textos significativos, evitar elementos no estándar, etc. y validar el resultado con herramientas digitales, o programas desarrollados para comprobar la accesibilidad de páginas web, y resaltar los elementos incorrectos o no estándar de html.

Internet es un medio inestimable de acceso a la información para las personas con discapacidad visual. Incluso con la evolución que ya ha alcanzado la red, este canal de comunicación puede tener una función en muchos casos compensatoria al facilitar actividades que realizamos con dificultad o a través de otra persona, como por ejemplo leer la prensa, hacer determinadas compras, participar en actividades formativas, etc.

Para que todo ello sea una realidad y un gran número de personas ciegas se beneficien, es necesario lograr la estandarización para que internet sea accesible a todo tipo de usuarios. En cuanto a las iniciativas privadas cada uno desarrollará sus productos guiado por sus propios valores, pero en cuanto a la iniciativa pública y a los que persigan dar un servicio a todas las personas deberían ajustarse ya a las soluciones que conduzcan a la accesibilidad.

Debería empezarse a considerar la mayoría de las adaptaciones y de instrumentos específicos para ciegos como historia e invertir esfuerzos de todo tipo en la tecnología que nos permita el mejor acceso a los medios de información y comunicación utilizados por las personas videntes. Cuanto más cerca estemos de ello más real será el ideal de autonomía personal que muchos queremos, reduciéndose al mínimos los efectos de la falta de visión en nuestra vida diaria y en nuestro desarrollo personal y profesional. Creo que lo específico sólo es valioso en cuanto permite llegar a lo general. Nunca se podrá alcanzar la normalización desde los guetos, ya sean educativos, laborales o tecnológicos (que con frecuencia conducen al estancamiento y favorecen las actitudes conformistas de los afectados y también de los encargados de estamentos públicos, sino desde la integración social real.

Soledad Mochales López.

Fuente del artículo original: https://www.facebook.com/groups/499770240139161?refid=27
o
https://m.facebook.com/groups/499770240139161?refid=27


Publicidad:
¡Click aquí para descargar Gratis, audio binaural, para reprogramar tu mente en forma positiva!

* Si te ha gustado esta publicación ¡Dale Me gusta ahora y compártela en tus redes sociales favoritas, con las siguientes opciones ¡Gracias!




¡Click aquí, para compartir en más marcadores y redes sociales!






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta aquí