Recomendación

viernes, 14 de enero de 2011

Bendición infernal...

Oh mi bendito infierno
si aún existes,
tentador fuego
ardímos, ardímos sin límites
entre tus tinieblas...

Oh mi sudorosa perdición,
Meduza tierna
ama, ama sin perdón
ese frágil pecador...

Cómo no cumplir
con tu mandato ancestral,
de poder sentir
el roze de tu piel y toda toda tu maldad...

Maldito cielo
¿Por qué aún existes
y condenas este fuego?
si nuestro amor no tiene límites
y sólo quiere despegar un mágico, mágico vuelo...

¡Haz click aquí para acceder a los mejores y más variados libros de la Red!

1 comentario:

Comenta aquí